“No sé si estoy dentro de un sueño o si esto es realidad, pero quiero que nunca me despierten de este sueño”

Así relataba Vicente al dar sus primeros pasos dentro del Centro Deportivo Azul donde lo esperaba el Chunchito, la mascota oficial del club universitario y los amigos de Sueño Azul, cuerpo de voluntari@s del club quienes habían preparado todo un programa para que Vicente conociera cada detalle de las instalaciones del club, sus trofeos, camarines del plantel masculino y femenino, canchas de entrenamiento, y los murales donde están inmortalizados sus grandes ídolos como Marcelo Salas y otros antiguos cracks de la época del balet azul.

Vícente Lagos es un joven de 17 años, que vive en la comuna de Pudahuel, y que desde hace 4 años viene enfrentando un tumor cerebral, el cual lamentablemente no se puede extirpar por completo, y cuyas secuelas físicas no le permiten jugar al fútbol -era arquero-, sin embargo, su sueño de conocer por dentro al club de sus amores, la Universidad de Chile, y llegar algún día a dirigirlo (quiere ser entrenador), sigue intacto.

Se bajó con decisión y aplomo de la van de la Fundación conducida por el amigo de todos, German Escobar. Parecía llevar ansias de libertad rumbo a un sueño largamente pospuesto por una enfemedad compleja que ni siquiera le había permitido ir al estadio.

No podía creer que parte de ese sueño estuviera a punto de cumplirse. Fue una jornada cargada de emociones fuertes. Recorrió cada rincón del CDA y se fotografió con todo el mundo. En cada estación había una sorpresa esperándole, y pese a que caminaba con dificultad, lo hacía con muchas ganas y entusiasmo por el corredor norte que daba hacia la cancha de entrenamiento del plantel de primera división.

Felipe Seymour, jugador histórico del club laico, fue quien salió a su encuentro y en representación del plantel le obsequió una camiseta del club, que Vicente en un “dos por tres” se la puso sin vacilar. Enseguida uno a uno los jugadores de la “U” fueron autografiándosela, incluyendo a sus ídolos Junior Fernandes, Ronnie Fernández, Cristián Palacios, Luis Felipe Gallegos, y Simón “Pitu” Contreras, de quien dice que es un súper crack.

Por su parte, el entrenador de la Universidad de Chile Santiago Escobar también se acercó a saludar y dedicó un momento para escuchar  a Vicente sus propuestas de estrategias de funcionamiento en el campo de juego, deseándole éxito en su tratamiento oncológico, y además, el arquero titular,  Hernán Galindez, quien además es el portero de la selección ecuatoriana con la cual clasificó al Mundial de Qatar, le regaló sus guantes, gesto emocionó grandemente a Vicente.

Los regalos para Vicente no paraban y fue así que esta vez recibió el reloj símbolo del club.

Agradecimiento

Gracias al apoyo de empresas y de otras organizaciones, podemos continuar apoyando a niñ@s y familias con cáncer en todo lo que necesiten pero también avanzamos en generar experiencias positivas para transitar este camino de una forma más afable.

Agradecemos la ayuda de Fundación Fábrica de Sueños, a Sueño Azul (@suenoazul_oficial) BBDO Worldwide BBDO CHILE y al plantel de jugadores de Universidad de Chile por apoyarnos en esta cruzada.

#empresas #chile #infancia #cancer

Revisa el reportaje audiovisual aquí:

Entradas recomendadas