Hazte voluntari@ de la Colecta Digital

Karla Inostroza, fue diagnosticada a los 9 años de edad con un teratoma ovárico embrionario recidivado con metástasis pulmonar, con un muy mal pronóstico médico, sin embargo, gracias al apoyo de Fundación Nuestros Hijos, de su madre, del equipo médico y a su propio tesón y fe, hoy Karla es una sobreviviente de cáncer infantil. Está culminando la carrera de ingeniería informática en Valparaíso, ciudad desde donde nos compartió su testimonio y su invitación a hacernos voluntari@s de la Colecta Digital de Fundación Nuestros Hijos, para seguir ayudando a cientos de niños, niñas y adolescentes con cáncer que como ella necesitan de mucho apoyo para sobrevivir al cáncer.

Revisa el video de Karla aquí:

¿Conoces las señales de alerta?

En Septiembre Dorado:

Fundación Nuestros Hijos entrega recomendaciones para detectar precozmente el cáncer infantil

 

En el marco del mes por la concientización de la enfermedad, la entidad llama a padres y cuidadores a estar atentos a distintas señales que pueden salvar vidas. “En Chile tenemos un buen porcentaje de sobrevida pero todavía debemos trabajar para que el diagnóstico sea oportuno de manera de tener más posibilidades de tener una mejor calidad de vida”, afirmó la doctora Marcela Zubieta, presidenta de la fundación.

 

Cada año en Chile se diagnostican más de 500 nuevos casos de cáncer en niños, niñas y adolescentes. Pese a que más del 75% de los tratamientos tienen buenos resultados, muchos requieren de tratamientos de rehabilitación e inclusión que no están garantizados dentro del sistema público de salud. 

A nivel mundial, septiembre es el mes de concientización sobre el cáncer infantil. Por esta razón, Fundación Nuestros Hijos se suma a Septiembre Dorado y estará entregando información útil sobre la temática, especialmente en cuanto a recomendaciones para detectar oportunamente cáncer en un infante. “En Chile tenemos un buen porcentaje de sobrevida, pero todavía debemos trabajar para que el diagnóstico sea oportuno  de manera de tener mejores posibilidades de sobrevida”, afirmó la doctora Marcela Zubieta, presidenta de la fundación. Por este motivo es importante tener presente las señales de alerta de cáncer infantil que nos permitan sospecharlo precozmente.

Asimismo, Alejandra Méndez, directora de la entidad, afirmó que “para muchos niños los diagnósticos limitados pueden tomar un tiempo que no tienen”. “Esto significa que todo sucede demasiado tarde, y desgraciadamente el diagnóstico tardío puede significar que los cuidados paliativos sean la única opción. Pero con educación y conciencia podemos cambiar esto”.

 

Señales de Alerta: 

cid2029765061*image007.jpg@01D8C399.6BC89630

Cifras de importancia 

Según datos de la OMS, el cáncer es la principal causa de mortalidad en niños y adolescentes en todo el mundo. Cada año, casi 400.000 niños entre los 0 y 19 años reciben este diagnóstico, una cifra sin duda relevante y que debe preocuparnos como sociedad. Según el PINDA (Programa Nacional de Cáncer Infantil), más de 500 niños son diagnosticados de algún cáncer anualmente en Chile, el sistema de salud público atiende al 80% de estos niños y adolescentes. 

En países con ingresos altos, más del 80% de los niños con cáncer sobreviven, mientras que los de ingresos medianos y bajos, solo un 20%. Las posibilidades de sobrevivir de un niño con cáncer dependen directamente del país donde nació. Asimismo, la calidad de vida de un sobreviviente también depende de este mismo factor. Nuestro país tiene una tasa de sobrevida que alcanza un 76%, cifra que refleja un trabajo colaborativo entre el Estado, los privados y las ONG. Sin embargo, aún tenemos mucho por hacer: publicaciones internacionales, señalan que 8 de cada 10 niños, niñas o adolescentes que sobreviven a esta enfermedad, presentan alguna secuela física o cognitiva, en el 35% de ellos, éstas afectan su calidad de vida.

Organizaciones de la sociedad civil, como la Fundación Nuestros Hijos, abordan este desafío, complementando el trabajo del Estado. Según palabras de la dirección de la entidad, la fundación “aporta para emparejar la cancha y garantizar que todos los niños en Chile tengan las mismas oportunidades de sobrevivir, con una buena calidad de vida”.

Para más información: https://fnh.cl/septiembredorado/   

Más sobre Fundación Nuestros Hijos

Fundación Nuestros Hijos (FNH) nace en 1991 por la iniciativa de un grupo de padres que vivieron la experiencia de tener o perder un hijo enfermo de cáncer. Los fundadores buscaron replicar el modelo de asistencia que recibieron en el Hospital St. Jude, Estados Unidos, líder mundial de atención e investigación del cáncer infantil, donde los tratamientos son totalmente gratuitos. Desde entonces FNH ha transitado por un camino de aprendizaje continuo y de colaboración público privada que le ha permitido ser un actor relevante en el tratamiento del cáncer infantil en Chile.

La FNH trabaja mancomunadamente con el ministerio de Salud y  las Unidades ed Oncologia; además cuentan con dos colegios hospitalarios, 3 Casas de Acogida, un modelo de cuidados paliativos domiciliarios , y un centro de rehabilitación del más alto estándar. En sus mas de  30 años de existencia, Fundación Nuestros Hijos ha apoyado a cerca de 16 mil niños y entregado algún tipo de servicio en el 100% de las unidades oncológicas infantiles del país, sumando más de 100 mil prestaciones por año. Además, preside la mesa Latinoamericana de Childhood Cancer International, la agrupación más grande de organizaciones sociales de cáncer infantil en el mundo, con presencia en 88 países.

 

Desde el sur llegó a Santiago en busca de un trasplante

La historia de Ariel refleja la realidad del cáncer infantil en Chile. Niñ@s que deben dejar sus hogares y a sus familias y trasladarse a cientos de kilómetros de distancia en busca del tratamiento oncológico necesario. Años de quimioterapias, recaídas y la búsqueda de un donante compatible.

Desde que tenía dos años de edad, Ariel viene enfrentando el cáncer, con el apoyo de su familia, fundaciones como Nuestros Hijos y el Estado a través de la Red PINDA. Ariel ahora tiene 11 años y sigue en tratamiento en la Unidad de Oncología Infantil del Hospital Regional de Concepción, donde también está estudiando en una escuela intrahospitalaria para niñ@s con enfermedades complejas de larga estadía. Desde ahí fue derivado al Hospital Calvo Mackenna en Santiago para ser trasplantado de médula ósea sanguínea.

Ariel no tiene hermanos, pero sí un padre y una mascota -Pandora- a quienes extraña mucho y que lo esperan con ansias en la tranquuila y sureña localidad de Tomé en la Región del Bío Bío. A mediados de mayo de este año, Ariel se vino con su madre -Marcela- a Santiago, sin conocer la capital y sin deseos de descubrirla. Lo suyo es el campo, el bosque, el susurro del río abriéndose paso por entre los sauces y el canto de los pajarillos en la mañana. Allí tiene una roca secreta, una especie de lugar encantado donde le gusta estar porque percibe la paz y el alivio que el cáncer le ha negado.

Ariel lleva poco más de 60 días luego de trasplantado de médula ósea sanguínea, totalmente aislado de los demás como exige el protocolo de cuidados postoperatorios. No puede contagiarse de ninguna clase de enfermedad porque pondría en serio riesgo todo lo avanzado. Además, después del trasplante él quedó sin protección inmunológica, como si hubiera vuelto a nacer, sin vacunas.

Los días en Casa de Acogida de Fundación Nuestros Hijos los pasa leyendo a Los Compas -confiesa que ya leyó todos los ejemplares que le regalaron- y jugando con Legos ya que también le encanta construir.

Revisa la Historia de Ariel completa aquí:

Campaña El Legado de Tomiii11 ganó bronce en Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions

El Legado de Tomiii11 no se detiene

La campaña El Legado de Tomiii11, desarrollada por la agencia de publicidad BBDO y Fundación Nuestros Hijos impactó a muchas personas en todo el mundo a través de las redes sociales, entre ellas, al jurado del Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions, en Francia, el cual le otogó el premio de Bronce en la categoría Health & Wellness (Salud y Bienestar).

Celebrando la creatividad como una fuerza motriz para los negocios, el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions se llevó a cabo este año abordando temas claves para la industria y entregando sus tradicionales premios, varios de los cuales recayeron en talento chileno.

De esta manera, nuestro querido «Tomi», Tomás Blanch Toledo, sigue cosechando premios internacionales, incluso después de casi un año de haber fallecido (30 de agosto de 2021) Recordemos que youtube lo premió con el Botón de Diamante, máximo galardón para un youtuber, por haber tenido un crecimiento explosivo en esta red social consiguiendo más de 14 millones de seguidores en tan solo unos meses. Al igual que este nuevo premio, aquel galardón también llegó después de su partida, pues fue recibido por sus padres Carolina y Vicente tres meses después. Acá en Chile, «Tomi» recibió el Copihue de Oro al mejor youtuber chileno en la etapa final de su vida.

La campaña Tomiii11 ha inspirado a cientos de niños con cáncer en Chile que comenzaron a grabar sus videos siguiendo el ejemplo de Tomiii11 e incluso varios de ellos participaron en la Campaña El Legado de Tomiii11.

Al conocer este premio, Fundación Nuestros Hijos destacó la voluntad y la labor creativa de la agencia BBDO, así como también, el apoyo imprescindible de los padres de «Tomi», sin el cual, no se podría haber desarrollado esta campaña.

Puedes revisar aquí parte de lo que fue esta campaña.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobrevivientes de Cáncer Infantil claman por Cambios Estructurales para Erradicar Discriminación

Ministra de Salud, Begoña Yarza, se comprometió a incluir a los sobrevivientes de cáncer infantil en mesa de trabajo de la Agencia Nacional de Cáncer para lograr cambios que mejoren la dignidad y calidad de la sobrevida.

El paso por el cáncer infantil suele ser una experiencia que marca de por vida a una persona. Aún con los buenos niveles de supervivencia que detenta el país, gracias a un sistema público que mejora cada día, son muchos los desafíos con los que queda un sobreviviente de cáncer y su entorno para una total inclusión y vida plena.

Esta fue la principal reflexión de un grupo de jóvenes miembros de la Red Luz de Esperanza, quienes en un evento conjunto organizado por Fundación Nuestros Hijos, llamaron a trabajar por un cambio social profundo.

Desde la falta de acceso a créditos hipotecarios, programas de salud mental y de fertilización asistida, hasta la exclusión a la hora de contratar planes de salud privados por motivos de preexistencia, fueron algunos de los puntos sobre los que reflexionaron los representantes de Red Luz de Esperanza, Camila Figueroa, Juan José Sepúlveda y Tomás Boric.

El evento se enmarcó en la conmemoración del Mes Internacional del Sobreviviente Cáncer Infantil, patología que cada año afecta a más de 500 niños, niñas y adolescentes.

La actividad contó con la participación de la ministra de Salud, Begoña Yarza, la Coordinadora del PINDA, Julia Palma, la alcaldesa de San Miguel, Érika Martínez, entre otros.

“Aplaudimos la generación de esta red de sobrevivientes y este tipo de actividad donde se nos plantean los desafíos que tenemos para los próximos años. Lo que viene despues de la sobrevida es el acompañamiento que debemos dar desde el Estado. (…) Estamos muy felices de que nos hayan presentado estos desafíos para seguir avanzando en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil”, señaló la titular de la cartera de Salud, en base a los desafíos señalados por el grupo de sobrevivientes.

Asimismo, la presidenta de Fundación Nuestros Hijos, la doctora Marcela Zubieta, destacó que cada día se ven “avances en la cura y rehabilitación del cáncer infantil”. “Hace más de 30 años que trabajamos en esta temática tan dura y hemos podido ver avances concretos tanto para que los niños sigan viviendo con la mejor calidad posible como para su inclusión plena en la sociedad. Pero debemos seguir avanzando porque son muchos aun los desafíos y los cambios que necesita el país, y tanto entidades públicas como privadas no podemos hacer oídos sordos”.

“El cáncer no sólo afecta a la persona enferma, sino que es capaz de generar un impacto gigantesco para la familia, círculo cercano, y dejar cicatrices más allá de lo físico que jamás se borrarán. Por eso la salud mental debiese ser parte fundamental del tratamiento”, indicó Pablo Allard, de la Red Luz de Esperanza.

 

Más sobre Fundación Nuestros Hijos

Fundación Nuestros Hijos (FNH) nace en 1991 por la iniciativa de un grupo de padres que vivieron la experiencia de tener o perder un hijo enfermo de cáncer. Los fundadores buscaron replicar el modelo de asistencia que recibieron en el Hospital St. Jude, Estados Unidos, líder mundial de atención e investigación del cáncer infantil, donde los tratamientos son totalmente gratuitos. Desde entonces FNH ha transitado por un camino de aprendizaje continuo y de colaboración público privada que le ha permitido ser un actor relevante en el tratamiento del cáncer infantil en Chile.

La FNH trabaja mancomunadamente con el ministerio de Salud y, principalmente, con el Hospital Exequiel González Cortés, además cuentan con dos colegios hospitalarios, un modelo de cuidados paliativos que está siendo referencia para otros países de la región y un centro de rehabilitación del más alto estándar. En sus casi 30 años de existencia, Fundación Nuestros Hijos ha apoyado a cerca de 16 mil niños y entregado algún tipo de servicio en el 100% de las unidades oncológicas infantiles del país, sumando más de 100 mil prestaciones por año. Además, preside la mesa Latinoamericana de Childhood Cancer International, la agrupación más grande de organizaciones sociales de cáncer infantil en el mundo, con presencia en 88 países.

Testimonios de la Ministra de Salud y de sobrevivientes

Historia de una sobreviente de cáncer infantil, Karla Inostroza

 

 

 

 

Encuentros de El Mercurio «Cuidarse para cuidar»

«Yo me sané a través de la Fundación»

Yo siento que a través de la Fundación no sólo ayudamos a los demás, en lo personal, yo me sané a través de la Fundación, porque cuidar a un niño enfermo y perderlo a sus 3 años y medio de vida provoca un impacto muy profundo, y ver esta experiencia ahora, 33 años después, es muy bonito, y darse cuenta que ha sido una ayuda enorme, si no es muy difícil recuperarse», expresó la Dra. Marcela Zubieta, Presidenta de Fundación Nuestros Hijos en uno de los varios momentos intensos y emotivos que tuvo el diálogo online con la actriz Paulina Urrutia, esposa y cuidadora del periodista Augusto Góngora quien desde hace 7 años padece de Alzheimer.

El diálogo, parte del ciclo «Encuentros» de El Mercurio, comenzó con algunas cifras para entender el rol de las y los cuidador@s. El 86% de ell@s son mujeres, y la cifra se eleva a 90% en el caso de las ciudadoras de niños con cáncer, citó la Dra. Marcela Zubieta. «Las consecuencias que tienen las enfermedades de los pacientes en el cuidador son muy profundas y merecen ser abordadas, por eso tenemos que cuidar a las cuidadoras», añadió la presidenta de Fundación Nuestros Hijos.

Por su parte, Paulina Urrutia, actriz, académica y ex presidenta del Consejo Nacional de la Culturas y las Artes, narró su experiencia como cuidadora de su segundo esposo, el periodista Augusto Góngora, quien hace 8 años fue diagnosticado con Alzheimer.

«Este tipo de enfermedades es imposible enfrentarlas solas»

La actriz relató lo extenuante que ha sido por momentos el proceso de cuidar a un ser querido que depende totalmente de ella, y citó que ha sido fundamental el recibir las herramientas adecuadas para cuidar, pero también para cuidarse ella. Tras iniciar el proceso de enfermedad de su marido en el sistema privado de salud, unas de las primeras cosas que hizo fue cambiarse al sistema público (FONASA). «El cambio del sistema privado al público ha sido bello, porque ha significado un cambio de conciencia. Volver a la verdera esencia de la salud tratando de ver al paciente de manera integral. Hemos estado con el acompañamiento de un equipo integral de atención domiciliaria de salud mental, espectacular, con psicólogos, kinesiólogos, enfemeras, médicos, que nos visitan para cuidarlo a él, pero también para cuidar al entorno familiar, a quienes nos hacemos cargo de las personas que padecen la enfermedad. Yo recibo atención de salud mental a través de la Unidad de Memoria, pero son sólo 4 en el país, y tienen que crearse más de estas unidades, porque las cuidadoras requerimos muchas herramientas para abordar la enfermedad de un ser querido porque el proceso es muy largo», contó Paulina.

Estoy perdiendo a mi marido

En el caso de las enfermedades crónicas y terminales, los cuidadores suelen enfrenatr procesos muy largos, que solo acaban con la muerte de la persona a quien se cuida. «En mi caso personal con mi marido siento que hemos vivido un duelo tras otro, porque me doy cuenta que lo estoy perdiendo de a poco, y es muy doloroso», relató Paulina.

«¿A quién echo de menos? ¿a mi pega?, Sí, pero a quien más extraño es a mi marido, a mi hombre, a mi compañero… Yo no lloraba por mis hijos, pero es importante que un hijo vea llorar a su mamá, que vea su fragilidad, su naturaleza, porque es la vida y nos ayuda a comunicarnos, conectarnos y entendernos», dijo en otro momentos del diálogo.

Revisa aquí el diáologo completo:

Organizaciones de oncología de América Latina se capacitaron en cuidados paliativos de FNH

Provenientes de Colombia, Brasil y Paraguay, un grupo de profesionales compartió buenas prácticas, experiencias y jornadas de capacitación en el marco del programa Enlace.

Santiago 29 de mayo.- En el marco del programa Enlace, primero en su tipo generado desde Fundación Nuestros Hijos (FNH) con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, se realizó un encuentro de profesionales especializados en oncología infantil organizado integralmente por FNH.

Fundación Nuestros Hijos, entidad con más de 30 años de trayectoria, organizó la capacitación de profesionales provenientes de La Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma; Fundación Sanar también de Colombia; la Fundación Renaci de Paraguay, y de Brasil el Grupo de Assistência à Criança com Câncer (GACC).

Con el objetivo de la contribución permanente a mejorar la asistencia en cáncer infantil, FNH ha desarrollado y participado de programas que entreguen el acceso oportuno de niños con cáncer a atenciones integrales en Chile, colaborando así con la mejora de calidad de vida en sobrevivientes.

Bajo esa premisa FNH se propuso un gran desafío en la línea de elaborar programas que buscan fortalecer y robustecer distintas organizaciones internacionales que trabajan en cáncer infantil, logrando de esta manera colaborar en el crecimiento de estas organizaciones y en las oportunidades que puedan brindar en niños, niñas y adolescentes con cáncer en distintas partes del mundo.

En base a eso nace el programa ENLACE, el cual consta de 2 etapas enfocadas en la consolidación de estas organizaciones. En la primera etapa se realizó una evaluación relacionada a 7 dimensiones con 25 estándares a medir, dicha evaluación fue realizada por organizaciones pares de manera que fomenta la colaboración entre organizaciones.

La segunda etapa del programa consta de la realización de cursos teóricos y pasantías técnicas, esto con el enfoque de traspasar experiencias exitosas de FNH a otras organizaciones. Esta semana llegaron a FNH para su pasantía técnica 4 organizaciones de Latinoamérica con el objetivo de aprender de Cuidados Paliativos Oncopediátricos. Al final de cada pasantía los participantes deben presentar un proyecto a implementar en su organización relacionado a lo aprendido.

Revisa aquí las entrevistas a las profesionales de las organizaciones participantes.

Mamás que inspiran

Desde esta semana y durante casi todo mayo, les invitamos a conocer historias inspiradoras de madres cuidadoras de niños con cáncer que han enfrentado el mismo desafío con distintos desenlaces. Mamás que han dejado su país y su familia por encontrar un tratamiento para una hija, mamás de niñ@s que ahora son sobrevivientes del cáncer infantil, mamás que han debido enfrentar la enfermedad dos veces con dos hijos diferentes, y madres que lo han dado todo hasta el último suspiro, cuando el cáncer está más allá de las posibilidades de la medicina actual.

En esta fecha especial, y como reconocimiento por su infinita entrega, compartiremos cuatro historias de resiliencia de madres cuidadoras de pacientes oncológicos infantiles quienes serán las protagonistas de un video cada semana.

Carolina Toledo es la mamá de Tomás Blanch. Su hijo fue diagnosticado con un tumor cerebral a los 9 años de edad, y a los 11 años se convirtió en youtuber, creando su famoso canal Tomiii11. Tomás falleció hace 7 meses.

Carolina encontró en el dolor de su pérdida un motor para una nueva causa, cediendo el canal de YouTube de su pequeño hijo, en el marco de la campaña #LegadoDeTomiii11, a once niñ@s con cáncer, para que transmitieran públicamente sus sueños y deseos.

Johana Pávez es la mamá de Cristóbal y José Tomás Rodríguez, ambos diagnosticados con una inmunodeficiencia conocida como síndrome Hiper IGM.
Johana y su hijo Cristóbal llegaron a nuestra Casa de Acogida el 1 de junio de 2017, lugar donde vivieron hasta el alta médica del del niño. En diciembre de 2021, Johana tuvo que regresar a Santiago desde Graneros, esta vez con su hijo menor, José Tomás, para recibir el mismo tratamiento que Cristóbal.

Ruth Vargas es la mamá de Carla Soto, quien a los cuatro años  fue diagnosticada con un retinoblastoma, a consecuencia del cual perdió su ojo derecho. Carla hoy tiene 28 años, está egresando de la carrera de Terapia ocupacional, y es voluntaria de la Fundación. Ruth se considera afortunada de ser la dichosa madre de una sobreviviente de cáncer infantil, aun cuando, actualmente, es ella quien lucha contra un cáncer.

Astrid Ochoa es una mamá extranjera que llegó a Chile desde Yaracuy, Venezuela, junto a su hija Ashly Acevedo. Debido a la crítica situación de salud de Ashly, quien fue diagnosticada con tumor de Wilms bilateral, Astrid dejó su país natal y a sus otros dos hijos, de 3 y 8 años, para entregar a Ashly el mejor tratamiento posible que en su país no estaba dando resultados favorables. La niña, quien vive en nuestra Casa de Acogida desde 2019, recibió tratamiento oncológico en el Hospital Exequiel González Cortés. Hoy, a sus cinco años, Ashly está a la espera de una cirugía reconstructiva de recto, como parte de las secuelas que dejó la resección del tumor.

Mira la entrevista a Carolina Toledo, la mamá del querido y famoso Tomiii 11

En el Día de la Madre regala vida

En el Día de la Madre encuentra ese regalo especial para la mujer más linda e importante en el Bazar de la Vida.

Recuerda que al comprar en el Bazar de la Vida estás ayudando a que cientos de madres de niñ@s con cáncer puedan tener la tranquilidad que sus hij@s tendrán acceso a rehabilitación integral.Son más de 500 nuevos casos diagnosticados cada año.

Para este Día de la Madre, Fundación Nuestros Hijos te invita a colaborar y ser parte de la causa regalando obsequios con sentido del Bazar de la Vida. En el sitio, podrás encontrar muchos productos, desde delicada bisutería como el collar Luz de esperanza o la pulsera Grulla, dulces barras de chocolate de La Fête, entretenidos kits bastidores para bordado, hasta deliciosos y aromáticos jabones y hermosos artículos de papelería.

Además, podrás encontrar muchas opciones de certificados, cuya compra va en beneficio directo de niños, niñas y adolescentes con cáncer.

Ingresa a http://www.bazardelavida.cl y regala con sentido a las mamás de tu vida en su día.

El sueño de Vicente

«No sé si estoy dentro de un sueño o si esto es realidad, pero quiero que nunca me despierten de este sueño»

Así relataba Vicente al dar sus primeros pasos dentro del Centro Deportivo Azul donde lo esperaba el Chunchito, la mascota oficial del club universitario y los amigos de Sueño Azul, cuerpo de voluntari@s del club quienes habían preparado todo un programa para que Vicente conociera cada detalle de las instalaciones del club, sus trofeos, camarines del plantel masculino y femenino, canchas de entrenamiento, y los murales donde están inmortalizados sus grandes ídolos como Marcelo Salas y otros antiguos cracks de la época del balet azul.

Vícente Lagos es un joven de 17 años, que vive en la comuna de Pudahuel, y que desde hace 4 años viene enfrentando un tumor cerebral, el cual lamentablemente no se puede extirpar por completo, y cuyas secuelas físicas no le permiten jugar al fútbol -era arquero-, sin embargo, su sueño de conocer por dentro al club de sus amores, la Universidad de Chile, y llegar algún día a dirigirlo (quiere ser entrenador), sigue intacto.

Se bajó con decisión y aplomo de la van de la Fundación conducida por el amigo de todos, German Escobar. Parecía llevar ansias de libertad rumbo a un sueño largamente pospuesto por una enfemedad compleja que ni siquiera le había permitido ir al estadio.

No podía creer que parte de ese sueño estuviera a punto de cumplirse. Fue una jornada cargada de emociones fuertes. Recorrió cada rincón del CDA y se fotografió con todo el mundo. En cada estación había una sorpresa esperándole, y pese a que caminaba con dificultad, lo hacía con muchas ganas y entusiasmo por el corredor norte que daba hacia la cancha de entrenamiento del plantel de primera división.

Felipe Seymour, jugador histórico del club laico, fue quien salió a su encuentro y en representación del plantel le obsequió una camiseta del club, que Vicente en un «dos por tres» se la puso sin vacilar. Enseguida uno a uno los jugadores de la «U» fueron autografiándosela, incluyendo a sus ídolos Junior Fernandes, Ronnie Fernández, Cristián Palacios, Luis Felipe Gallegos, y Simón «Pitu» Contreras, de quien dice que es un súper crack.

Por su parte, el entrenador de la Universidad de Chile Santiago Escobar también se acercó a saludar y dedicó un momento para escuchar  a Vicente sus propuestas de estrategias de funcionamiento en el campo de juego, deseándole éxito en su tratamiento oncológico, y además, el arquero titular,  Hernán Galindez, quien además es el portero de la selección ecuatoriana con la cual clasificó al Mundial de Qatar, le regaló sus guantes, gesto emocionó grandemente a Vicente.

Los regalos para Vicente no paraban y fue así que esta vez recibió el reloj símbolo del club.

Agradecimiento

Gracias al apoyo de empresas y de otras organizaciones, podemos continuar apoyando a niñ@s y familias con cáncer en todo lo que necesiten pero también avanzamos en generar experiencias positivas para transitar este camino de una forma más afable.

Agradecemos la ayuda de Fundación Fábrica de Sueños, a Sueño Azul (@suenoazul_oficial) BBDO Worldwide BBDO CHILE y al plantel de jugadores de Universidad de Chile por apoyarnos en esta cruzada.

#empresas #chile #infancia #cancer

Revisa el reportaje audiovisual aquí: